e-Formación en periodismo digital en América Latina, e indicadores del desarrollo que ya exhibe una industria emergente que abre nuevos horizontes profesionales en las ciencias de la comunicación

e-Formación en periodismo digital en América Latina, prescription e indicadores del desarrollo que ya exhibe una industria emergente que abre nuevos horizontes profesionales en las ciencias de la comunicación

Por Octavio Islas y Fernando Gutiérrez

    “Al fin de la era mecánica la gente seguía imaginando que la prensa, physician la radio e inclusive la televisión no eran más que formas de información pagada por los fabricantes y usuarios de artículos tales como automóviles, for sale jabón y gasolina. A medida que la automatización se va arraigando, se pone de manifiesto que la información es la mercancía crucial y que los productos sólidos son simplemente colaterales al movimiento de la información”.
    Marshall McLuhan (1977: 255)

Introducción

Uno de los rasgos distintivos de la sociedad de la información y el conocimiento es el ilimitado acceso a los recursos de información que hoy es posible consultar en línea. El acceso a la información y la difusión de hechos noticiosos ya no representan indisputables privilegios de periodistas, profesionales de la información y de medios de difusión masiva. La apertura informativa que desplaza consigo el desarrollo de Internet ha introducido nuevas reglas en la competencia por la información. A través de los weblogs, por ejemplo, cibernautas independientes han empezado a competir por la primicia de determinados hechos noticiosos. En el desarrollo de la llamada “Operation Iraqui Freedom”, el desempeño informativo que observaron algunos weblogers independientes les permitió erigirse en obligada referencia noticiosa de millones de cibernautas en el mundo. Las condiciones que imperaron efectivamente resultaron propicias para el boom de los weblogers. Algunos de los principales medios de comunicación masiva exhibieron una objetable autocensura en la llamada Gulf War II; otros más emprendieron la abierta apología del belicismo exhibido por el presidente estadounidense George W. Bush y sus aliados. A la instantaneidad noticiosa y los sofisticados recursos multimedia que desplegaron las principales cadenas de televisión en el mundo durante la llamada “Operation Iraqui Freedom” –la cual devino en especie de macabro “reality show”-, los weblogers opusieron el recurso del hiperrealismo testimonial y una supuesta objetividad informativa. La contribución de los weblogers al desarrollo de la industria de la información finca un importante precedente que de ninguna manera puede ser ignorado. En lo sucesivo, la competencia por la información será más abierta, y de ninguna manera estará restringida a la participación de periodistas, profesionales de la información y medios de difusión masiva. Hay quienes sostienen que el nuevo sistema de competencia informativa terminará por desplazar a los periodistas profesionales. Nosotros francamente lo dudamos. El periodista –afirma atinadamente Carlos Fuentes-: “es factor indispensable para que los hombres y las mujeres, bien informados, actúen política, social y personalmente para mejorar su entorno”.

You may also like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *